abril 6, 2019

Cómo cuidar un hámster


Cómo cuidar un hámster ruso

Comprar nuestro primer hámster :

Características generales
El hámster ruso, es un roedor de la familia Cricetidae, género Mesocricetus,
del que existen 54 especies, siendo la más popular como mascota
el hámster dorado (Anónimoab, 2004). Es pequeño, mide 15-18
cm., pesa de 100 a 150g y vive alrededor de 2 años.
Los hámster son tranquilos, dóciles, silenciosos, no producen olores desagradables, es manso y
domesticable por lo que resulta una buena mascota.
Se recomienda para niños pequeños puesto que los cuidados y atenciones que requieren son sencillos, o para personas que deseen una mascota que no cree molestias, desórdenes o genere suciedades.
Le gusta que lo manipulen con frecuencia pero por poco
tiempo.

No obstante hay que ser cuidadoso al introducir la mano en la jaula pues si se siente agredido puede morder. En ese caso, se debe limpiar y desinfectar la herida adecuadamente. hábitos. Tienen hábitos nocturnos por lo que realizan su

alimentación, reproducción y juegos, durante la noche o cuando se oscurece el lugar donde están confinados.
Son solitarios, la convivencia en grupos puede conllevar a peleas.
Lo más aconsejable es que permanezcan solos. Cuando riñen hámsteres de diferentes sexos, los machos son los más perjudicados pues la principal zona de ataque o de agresión son los testículos, ade-
más pueden infringirse otros traumatismos severos.
Es un animal muy limpio, en la jaula delimita perfectamente el lugar donde orina y defeca. Poseen unas bolsas al lado de las mejillas llamadas abazones que sirven para almacenar y transportar los alimentos y las crías.

Cómo cuidar un hámster ruso, Es hora de comprar nuestro primer hámster, este es un contenido generalizado para todas las razas de hámster

Cuidar un hámster es una tarea fácil, no ensucian casi, suelen estar todo el tiempo en su jaula parque, aún así hay tareas que deberemos asumir para que nuestro amiguito se encuentre como en casa..

Los hámster por si, son animales limpios y curiosos, son limpios por naturaleza, siempre te puede tocar la excepción y que tu hámster sea un guarrete 😉

Bromas aparte, son animales limpios, pero nosotros debemos encargarnos de su jaula y complementos..

Cuidar un hámster

Con unas simples pautas que apenas te llevarán tiempo, tendrás un hámster sano, limpio y feliz..

Para cuidar correctamente a tu hámster, te aconsejamos tener en cuenta unas simples pautas,
Elige un hámster joven: no sólo para monería, sino para la sociabilidad. Si los tienes desde pequeños, se acostumbrarán a ti mucho mejor que si los adquieres ya adultos. Además, si los acostumbras a ti, evitarás que muerdan a otras personas cuando se acerquen a tocarle.

1. QUE NECESITAMOS PARA TENER UN HÁMSTER

Jaula de tamaño mínimo de 40x30x25 cm con bandeja de 8 cm mínimo de
altura. Los barrotes deben de ser metálicos, horizontales, para que puedan trepar por
ellos, y separados por 1 cm.
Alternativamente se pueden alojar en un terrario.

El terrario está indicado para hámsters chinos y Roborowsky.
Caseta para dormir de madera, plástico o barro o bien un tiesto volcado una vez
practicado un agujero en el borde. El agujero debe tener un diámetro de 13 cm y para
los hámsters chinos 8 cm. Es importante facilitarles la construcción del nido mediante la
introducción de materiales como heno, paja, virutas, papel higiénico y algodón.
Rueda giratoria de plástico o metálica. Mejor que la rueda giratoria no sea de
plástico, para evitarnos tenerla que cambiar frecuentemente, una vez la roa el animal.
Bebedero con manguito adosado a los barrotes.
Comedero de cerámica o porcelana para impedir que vuelque y se derrame la
comida y una percha para el heno y los alimentos verdes como.
Paja o virutas para el sustrato, que lo colocaremos en la bandeja de la jaula.
Se le puede introducir a la jaula accesorios para proporcionales entretenimiento como
son escaleras, tubos (por ejemplo, rollos de papel higiénico), ramas, bolas para correr
etc.

2. PREPARACIÓN DE LA CASA DEL HÁMSTER.

A la hora de introducir al animalito en nuestra casa por primera vez, cubriremos
la jaula con un trapo oscuro para proporcionarle la tranquilidad que necesita en este
periodo de adaptación. Sólo le cambiaremos el agua y la comida sin tocar nada de
dentro la jaula.
La bandeja la llenaremos con paja o virutas y no con arena para gatos (sepiolita)
porque ésta provoca problemas respiratorios ocasionados por el polvo y daña las patas
del roedor por ser muy puntiaguda. Sin embargo, para hámsters chinos, Roborowski y
de Campbell la arena para chinchillas es válida, en ningún caso arena para gatos.

3. MANTENIMIENTO DEL HÁMSTER.
En cuanto a la higiene, se deberá respetar estas instrucciónes:

Cada día limpiar el lugar donde defeca, la zona de la jaula donde se acumulen sus excrementos.

• Dos veces por semana renovar el sustrato (paja o virutas).
• Una vez por semana aclarar con agua caliente todos los accesorios de la jaula.
• Una vez al mes cambiar el material de la caseta dormitorio, dejando parte del material.
Pero para la limpieza es importante saber que no se debe utilizar detergentes, sólo agua caliente.
Una vez por semana renovar los accesorios como las ramas o los rollos de papel
higiénico. Las ramas son muy importantes para que el animal disfrute de un buen estado
de los dientes ya que las roe con avidez.
Aparte de lo anterior, se deberá dejar correr libremente al hámster por una
habitación cerrada, ya que es muy importante para fortalecerle y para la estimulación de
los sentidos, por cierto, muy desarrollados en este animal y el resto de roedores. Pero se
tiene que vigilar sobre todo con los cables eléctricos por el peligro que representan al roerlos.
Para recuperar el hámster, si alguna vez se escapa será casi imposible cogerlo
porque rápidamente encontrará refugio en cualquier agujero, como por ejemplo, el
formado entre la pared y un mueble. Lo que se deberá hacer es atraerlo hasta la jaula
mediante una golosina formando un caminito.
El problema de las vacaciones se puede solventar poniéndole más comida y
agua, añadiéndole más bebederos y comederos cuando se deje solo un par de días como
máximo, pero si se va a hacer por más tiempo se deberá buscar a alguien que lo cuide.
Sin embargo, nunca se le deberá dejar al cuidado de otra persona el hámster cuando se
tiene una hembra preñada o con crías porque no toleran bien los cambios.

4. ADIESTRAMIENTO DEL HÁMSTER.
Como es un animal nocturno será mejor que se les empiece el adiestramiento al
atardecer, cuando el hámster esté activo y totalmente despierto.
Se les deberá seguir unas etapas para ganar su amistad.
En la primera, que dura unos 4 días, se colocará la mano sobre la jaula y se esperará a
que el hámster la olfatee. En la segunda etapa se le dará una golosina (como galleta, manzana, nueces, etc.) y se esperará a que el animal coma de la mano, para ello no se
debe soltar en ningún momento. En la tercera etapa, se le acariciará mientras come el
flanco, nunca la parte posterior o anterior para evitar que se asuste.
Para cogerlos se puede hacer de distintas formas:
• Sujetándolo con una sola mano desde arriba; una mano por encima del hámster
y la otra por debajo.
• Haciendo una especie de techo juntando nuestras dos manos entrelazando los
pulgares y posteriormente cerrando los meñiques.
• Usando un recipiente que colocaremos delante del animal y esperaremos a que
entre por su propia voluntad (lo hacen rápidamente). Éste último se recomienda para
cuidadores con muy poca experiencia con hámsters.
En ningún caso, coger el hámster de la nuca. Esto lo hace la madre con sus crías,
y por lo tanto, no sirve para los adultos.

5. LENGUAJE DEL HÁMSTER.
La observación del comportamiento del hámster y el lenguaje corporal nos
proporciona mucha información sobre el estado en que se encuentre nuestro hámster.
A de tomarse en cuenta que, cuando empieza a escarbar el sustrato o se limpia
indica que se encuentra confortable con el entorno, algo que es de suma importancia
para su bienestar. Por otro lado, se sabe que son animales, que no les gusta excesiva
compañía y por eso, si en algún momento inoportuno se le empieza a acariciar o a
prestar demasiada atención, se emitirán chillidos indicando que se le deje tranquilo.
Los roedores, son muy inquietos fuera de su madriguera pero si en algún momento
su comportamiento es apagado, se traduce como falta de diversión o estímulos.
Una manera de saber que el animal va a criar es ver si va trasportando material
hasta la caseta donde se acoge.
Cuando su conducta es pasiva, es decir que muestra una tranquilidad total, se
pasará la mayor parte haciéndose una limpieza detenida por todo el cuerpo.
Sin embargo, son en los momentos en que el hámster está con las patas delanteras
levantadas, o con unos abazones hinchados, o cuando su postura es totalmente erguida o
si esta tumbado de espaldas, cuando se ha de tener cuidado ya que está indicando un
estado de agresión o de defensa y por esta razón, son en estos momentos cuando hay
que dejar tranquilo al animal. Si empieza a escarbar el sustrato o se limpia indica que se encuentra
confortablemente. Si está con las patas delanteras levantadas está a la defensiva.
Si está tumbado de espaldas refleja miedo o que nos quiere atacar.

Domesticar un hámster

Hazlo manipulándolo diariamente y recompensando una conducta tranquila con vegetales.
Los niños pequeños pueden cuidar a sus hámsters, pueden ser buenos propietarios de hámsters, pero deben estar supervisados por un adulto a la hora de manejar al animal y limpiar la jaula.

Limpiar  la jaula de nuestro hámster

Jaulas.
 En cautiverio se jaulas, preferentemente plásticas, de piso sólido, ya que las de metal tienen la desventaja de que pueden introducir las patas por los barrotes y sufrir traumatismos.
No son propias las jaulas empleadas para los pájaros
pero sí las peceras que reúnan 100 cm2 de fondo y una altura de 18 cm. En el piso se coloca viruta absorbente,
libre de polvo, cernida, de ser posible estéril y siempre del mismo material. Hay que tener cuidado con las tiras de madera demasiado largas que se pueden enrollar en las patas y provocar
daño tisular y necrosis.

Limpiar la jaula de nuestro hámster es importante, esto no es nuevo, es algo que habremos oído muchas veces, limpiar la jaula con regularidad, creará un ambiente más sano y limpio para el, evitaras enfermedades comunes y olores desagradables. Mascota limpia mascota feliz.

Pero una de las cosas importantes es que también ayudará a que nuestro hámster esté bien limpio y aseado, algo que agradecerá muchísimo. Cada vez que limpiemos nosotros la jaula es menos trabajo que tendrá que hacer él para limpiarse, y estará más aseado.

Cama para hámster

Tenemos que evitar darle a nuestro hámster algodón para que se haga su cama o nido, podría ser ingerido y ocasionar asfixia, Así mismo sus fibras pueden liarse en sus patas jaula y juguetes, hay que evitar darles tela, ya que se empapa con facilidad.

Quizá unas de las mejores opciones para que nuestro hámster se construya su nido, será un  poco de heno, no hay peligro si lo ingiere, y será un lugar cómodo para el.

Ducha para hámster

Además de su jaula limpia evidentemente ellos se acicalan como cualquier otro animal, pero si aun así queremos que puedan estar más limpios tenemos otra opción, no es una opción demasiado corriente, pero no es una mala opción. Si les pones un tarrito con agua, ellos mismos sobre todo en verano se refrescaran, pero este proceso no hay que forzarlo, ya que los hamster por lo general, estos animales se limpian y se asean solos, por lo que no es necesario ni tampoco aconsejable que los bañes por ti mismo.
Si percibes que tu hámster o similar entorno huele mal, el olor probablemente procedente de las virutas sucias y de los desechos.

Entonce limpia la jaula del hámster más a menudo, y en pocos días notarás la diferencia. Si aún así tu animal sigue oliendo mucho, puedes prepararle un cuenco con arena para hámsters, para que se dé él mismo un baño y se neutralice el olor.

Una buena opción antes de adquirir a nuestro primer hámster, es ir a verlos o muy pronto por las mañanas o al atardecer, ya que en esas horas es cuando más activos están y podréis ver mejor la personalidad real de vuestra futura mascota.

Y poquito más hace falta para tener un hámster como mascota, elige una bonita jaula parque, que no le falte agua limpia todos los días y a disfrutar de tu nuevo amigo..

 

Hámster Dorado

Origen de los hamster

Son roedores que pertenecen a la subfamilia de los múridos y el nombre científico es Mesocricetusauratus. Son simpáticos por naturaleza y fácilmente domesticables. Estos no fueron reconocidos hasta principios del siglo XIX, cuando un científico llamado Waterhouse fue el primero en estudiarlos. Sin embargo, alcanzaron una notable popularidad alrededor de 1930 cuando empiezan a criarse en cautividad.

4.5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies